¿Matutero o Emprendedor?

¿Matutero o Emprendedor?

Finalizando el seminario "5 Tácticas para Disparar tu Negocio" y preparando algunos detalles para el próximo entrenamiento de 2 días Abundantemente se me vino a la memoria algo que publicó mi amiga española Marta en su página de Facebook. Hablaba sobre la diferencia entre un negocio y un simple "matute". Si no estás familiarizado con el término "matute" o "matutear" te aclaro que originalmente el término significa contrabando, pero en Chile, se le llama "matute" a la acción oportunista de ganar dinero haciendo una actividad puntual. Por ejemplo, como aprovechar un viaje para vender cosas que trajiste en la maleta por ejemplo, sin que necesariamente sea tu ocupación principal.

Me llamó mucho la atención la comparación entre un real emprendedor y un matutero, y pensé en todas las situaciones en el pasado en donde me creía un emprendedor, y simplemente estaba matuteando. Muchas veces monté un negocio, sólo motivado por dinero, en donde sólo hacía algo si es que era fácil y generaba dinero. No estaba construyendo nada, simplemente tenía una postura oportunista que aguardaba el momento indicado para ganar una fortuna sin trabajar demasiado. Obviamente los resultados siempre fueron mediocres.

A mi juicio la principal diferencia entre un emprendedor y un matutero, es que el primero "emprende algo" (valga la redundancia). Inicia un viaje sin un camino trazado y al contrario de un simple oportunista, construye el camino para que otros lo sigan. El matutero es el que sigue ese camino ya creado y sólo está dispuesto a recorrerlo hasta donde esté perfectamente pavimentado.

Un emprendedor tiene un sueño y una visión, un matutero sólo ve el beneficio inmediato. Un emprendedor está dispuesto a pagar el precio para alcanzar su sueño, el que muchas veces no tiene que ver sólo con dinero, sino que tiene un "Para Qué" mucho más fuerte, que lo impulsa a levantarse todos los días y hacer lo que deba hacer.

Compromiso

Así mismo, el nivel de compromiso entre un matutero y un emprendedor tiene una abismal diferencia.  Según John Maxwell, autoridad #1 en el mundo sobre temas de liderazgo, cuando hablamos de compromiso simplemente hay 4 tipos de personas:

  1. Los que no tienen objetivos y no se comprometen.
  2. Los que no saben si pueden alcanzar sus objetivos, por lo que tienen miedo a comprometerse.
  3. Los que empiezan a caminar hacia un objetivo pero se rinden cuando la situación se pone difícil.
  4. Los que fijan metas, se comprometen con ellas y pagan el precio por alcanzarlas.

A mi juicio un matutero estaría entre el nivel 2 y 3, mientras que un real emprendedor está en el nivel 4 de compromiso.

Enfoque

¿Crees que el enfoque es importante a la hora de emprender? Yo creo que es fundamental, pues no conozco a nadie que haya construido algo realmente grande dedicándose a 2 ó 3 negocios a la vez. Sí conozco empresarios sumamente exitosos que han construido por ellos mismos varios negocios exitosos, ¡pero 1 a la vez!, no todos al mismo tiempo.  Sin embargo un matutero, es disperso y todo le sirve mientras pueda generar algo de dinero extra. No tiene una visión clara, por lo que carece de foco y dispersa sus recursos (tiempo, dinero y energía) en cualquier cosa.

Lo curioso es que alguien matutero se autodefine como emprendedor. Yo diría que no lo es, puede ser hábil, inteligente, muy bueno para vender y aprovechar oportunidades, pero creo que sin enfoque ni compromiso, no puede considerarse un verdadero emprendedor.

¿Y tú eres matutero o emprendedor?

Si te gustó comparte este artículo.

Saludos cordiales, Claudio Olmedo.