El Dinero corrompe a la Gente

El Dinero corrompe a la Gente

Yo creo que el dinero corrompe a la gente... ¡Qué frase más curiosa! cuántas veces escuchamos en el día esta frase tan limitante y prejuiciosa? ¿Cuántas veces escuchamos a la gente demonizar a las personas que tienen mucho dinero? ¿Cuántas veces nos quejamos que tenemos poco dinero pero satanizamos a los que sí lo tienen? en este artículo intentaremos cuestionar esta postura, con el objetivo de cambiar el chip y por ende, nuestros resultados. Preparándonos para el próximo entrenamiento "El Juego del Dinero Intensivo"  te invitamos a leer el artículo completo y a compartirlo si te gusta!

Quienes han ido a nuestros talleres y seminarios de desarrollo personal y financiero saben cuánta importancia le damos a las creencias respecto al dinero, y una de las más nocivas, limitantes y negativas es la que habla de que "el dinero corrompe a la gente"...

Por si no lo sabías, el dinero es un pedazo de papel con tinta que sirve como instrumento de intercambio. ¿Es capaz de corromperte ese papel con tinta? Si es así, ¿Una hoja de cuaderno también podría corromperte? ¡El dinero no corrompe a la gente, la gente corrompe al dinero! Si eres una persona corrupta cualquier cosa te va a corromper, incluso el dinero. Si crees que el dinero corrompe a la gente, será muy difícil entonces ganar más dinero, a no ser que te guste mucho que te cataloguen como corrupto.

Esto parece bastante simple, pero aunque no lo creas es bastante profundo. Nuestras creencias se transforman en el motor o en el freno de nuestras metas y sueños. Mucha gente juega a la Lotería porque quiere llenarse de millones, pero les cuesta reconocer que les gustaría ser millonarios... ¿Porqué? porque en sus valores y creencias el ser millonario significa ser corrupto, estafador, sinverguenza, necio, estúpido, engreído, egoísta, caprichoso, un payaso vanidoso, inconsciente, presumido, falso, malo, mentiroso que no tiene corazón... ¿Te suena familiar? a mi sí! porque justamente esa es la caricatura de la gente adinerada que nos han vendido toda nuestra vida, y obviamente, aunque queremos ser adinerados, no queremos ser parte de esta caricatura. Pero recuerda esto, si no eres ni siquiera capaz de reconocer que quieres mucho dinero, menos podrás tenerlo!

Querer más dinero es ser demasiado superficial

 

Uno de los problemas de quienes reconocen querer mucho dinero es que los tratan de personas superficiales, especialmente porque en nuestra sociedad es muy aceptado querer más dinero para pagar las cuentas y sobrevivir, pero ni se te ocurra confesar que deseas ganar altas sumas de dinero, ni mucho menos ganar más del que necesitas... ¿Qué tiene de malo ser muy adinerado? Yo creo que es muy bueno, puedes vivir muy bien, ayudar más a tu familia, a tu entorno, a tu comunidad, a tu país y al mundo entero, dependiendo tu nivel de riqueza. En cambio ¿Qué tiene de bueno ser pobre? a mi juicio... ¡Nada!    

Cuando escuches y digas que los ricos son malos y corruptos, te invito a hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Hay ricos malos y corruptos? probablemente si.
  2. ¿Hay gente de clase media mala y corrupta? probablemente si.
  3. ¿Hay gente pobre mala y corrupta? probablemente si.     

Y ahora te invito a hacerte estas otras preguntas:

  1. ¿Hay ricos buenos y honestos? probablemente si.
  2. ¿Hay gente de clase media buena y honesta? probablemente si.
  3. ¿Hay gente pobre buena y honesta? probablemente si.     

Entonces... QUÉ TIENE QUE VER LA CANTIDAD DE  DINERO????

Querer más dinero no es para personas buenas

Otra creencia que limita nuestras finanzas personales y emprendimientos es la de "prefiero ser feliz en vez de tener plata", "prefiero disfrutar a mis hijos en vez de tener plata", "prefiero vivir tranquilo antes de tener plata"... ¿y porqué no ambas? ¿Quién dijo que debíamos escoger? cuando Dios me envíe un mensaje desde el cielo y me diga "Hijo mío, o tienes más dinero o eres mi hijo ¡escoge!", recién en ese momento decidiré, mientras tanto escojo ser feliz, disfrutar de mis hijos, vivir tranquilo y tener mucho dinero! ¿No suena bastante bien?

¿Aún crees que el dinero corrompe a la gente?

Si aún crees que el dinero corrompe a la gente te hago la siguiente pregunta:

¿Te consideras una persona buena? si la respuesta es sí, ¿Cuál es el monto exacto de dinero que al recibirlo te corrompería y te volvería una mala persona? ¿hay algún tramo o es una cifra específica? ¿El recibirlo en efectivo te volvería igual de malo que al recibirlo a través de un depósito bancario?

Si estas preguntas te suenan tan ridículas como me suenan a mi, creo que nos estamos entendiendo. El dinero es como un gran amplificador. Si eres cariñoso, generoso y buena persona, con mucho dinero serás súper cariñoso, generoso y buena persona. Si eres un idiota desagradable y mal intencionado, con más dinero serás un súper idiota desagradable y mal intencionado.

...no te ofendas, se que eres de los buenos, pues ellos leen nuestros artículos!!

Si te gustó, comparte!

Saludos cordiales, Claudio Olmedo.

 

Cómo la palabrita "NO" afecta nuestro bolsillo

Cómo la palabrita "NO" afecta nuestro bolsillo

Definitivamente la palabra "NO" no es simplemente otra palabra más, tiene una connotación más profunda de lo que alcanzamos a percibir, tanto para quien la pronuncia, como para quien la recibe. A continuación entérate cómo esta simple palabrita afecta nuestro bolsillo.

Durante el entrenamiento intensivo "AbundanteMente" usualmente realizamos un ejercicio en el cual las personas ponen a prueba cuánto les afecta la simple palabrita "NO" y los resultados son asombrosos. 

 

¿NO = RECHAZO?

 

¿Te ha pasado que quieres lograr algo, lo deseas con todo tu ser, sueñas con lograrlo, pero no lo intentas?.. ¿Por qué? Por miedo al bendito "NO", esa palabrilla traviesa que evitamos a toda costa. Si no me crees, recuerda esa vez que quisiste sacar a bailar a alguien, pedir un aumento de sueldo o vender algo y no lo hiciste ¿Por miedo a qué? a la linda, la incomparable, la única! la palabra "NO". Curiosamente el miedo al "NO" nos detiene y no nos damos cuenta que si no lo intentamos, el "NO" es automático y garantizado.

Esto sucede porque las personas tenemos una gran necesidad de aprobación y desde niños hemos confundido la aprobación con el amor. Por ello, cuando no nos aprueban, no nos aman. Esta necesidad urgente de aprobación, es la que nos lleva por ejemplo, a endeudarnos para impresionar a gente que realmente no nos importa. En nuestro entrenamiento intensivo "AbundanteMente" la gente se sorprende al ver cómo podemos llevar ésto a un nivel crítico.  

De hecho, mientras escribo este artículo deseo fervientemente que te guste, y le guste a miles de personas que lo vean... ¿Por qué? aprobación. Sin embargo, uno de los aprendizajes más significativos de mi vida, fue el darme cuenta que vivía esperando excesivamente la aprobación de los demás. No me daba cuenta, era inconsciente, pero incluso cuando mi empresa comenzaba a crecer, yo mismo me las arreglaba (inconscientemente nuevamente) para frenarla y mantenerme como estaba, pues la conocían más y más personas, y aparecían algunos críticos que desaprobaban mi trabajo, les caía mal o simplemente molestaban por molestar. Cuando realmente comprendí esto, identifiqué este freno y mis resultados y los de mi empresa comenzaron a mejorar. 

¿Cómo podemos perder el miedo al "NO" y lanzarnos a emprender, vender, pedir o solicitar ayuda?  

El "NO" y el sentimiento de rechazo son dos cosas separadas. Ellos no tienen que ir de la mano necesariamente.

¿Quieres saber cómo desapegarte del NO? a continuación 3 formas sencillas para no sentir rechazo cuando escuches un "NO" y de esta forma atreverte a realizar más cosas en tu vida:

  1. No te lo tomes personal:No es contra ti, no están rechazándote como ser humano!! El "NO" es contra lo que representas en ese momento, una idea, un proyecto, una cita, un negocio. La verdad es que la gente está tan ensimismada que difícilmente alguien quiere hacerte sentir mal, todos estamos muy ocupados para perder el tiempo en eso!! No es contra ti, haz tu ofrecimiento de la mejor manera que puedas y desapégate del resultado.
  2. No eres monedita de oro:Piensa en un trailer de la mejor película de todos los tiempos, un video que muestre una gran obra de arte que te encante o un reportaje de un personaje que te parezca fascinante... ¿Ya lo tienes? Ok, ahora búscalo en Youtube. Te garantizo que tendrá millones de visitas, con millones de manitos levantadas en señal de aprobación y algunas cuantas manitos hacia abajo en señal de desaprobación. Definitivamente no creo que haya nada en este mundo que le guste a todos, menos tú!
  3. Usa el "NO" a tu favor:Hay algo que llamamos la ley de los promedios, que simplemente se trata de que por cada esfuerzo disciplinado, siempre saldrá una medida. Por ejemplo, si realizas 100 llamadas de venta, probablemente conseguirás 90 "no" y 10 "si". O si te gusta el fútbol, si lanzas 20 tiros libres desde fuera del área probablemente habrán 2 de ellos que se transformen en gol. La verdad es que en la mayoría de las cosas en este planeta sucede ésto (si no le gusta le recomiendo cambiarse de planeta), entonces en vez de temer de manera irracional al "NO", ¿Por qué no usarlo a nuestro favor y ver que cada "NO" nos acerca más a nuestro deseado "SI"? es increíble lo que las personas logran cuando entienden realmente ésto.            

¡No sigas perdiendo dinero, tiempo ni oportunidades! Te invito a perder el miedo al "NO" y hacer milagros en tu vida, tus negocios, tus relaciones interpersonales, y por qué no, invitar a salir a 15 personas atractivas, te garantizo que por lo menos, una te dirá que sí. 

Y si no has asistido a nuestro entrenamiento intensivo "AbundanteMente", conoce los detalles Dando Clic Aquí

Si te gustó, comparte!

Saludos cordiales, Claudio Olmedo.

Lo que aprendí de dinero con Charlie y la Fábrica de Chocolates

Lo que aprendí de dinero con Charlie y la Fábrica de Chocolates

Preparándonos para una nueva versión de AbundanteMente, estos días he tenido la oportunidad de hablar con muchas personas, algunos ya inscritos y otros que aún lo están pensando.

 Y justamente en este proceso de conocer un poco más a las personas, es que me acordé de una escena de la película "Charlie y la Fábrica de Chocolates" que me enseñó una lección sobre las decisiones que tomamos respecto al dinero.

Quizás no viste la película o se te pasó inadvertida esta escena, así que te la explico brevemente.

Charlie era un niño que vivía con sus papás y sus abuelos y era más pobre que El Chavo del 8. 

Y al otro extremo estaba el Sr. Willy Wonka, un excéntrico multimillonario dueño de la más famosa fábrica de chocolate, quien estaba sorteando 5 boletos dorados premiados. Quien comprara un chocolate de la fábrica y encontrara uno de los boletos dorados, podría hacer un tour guiado por nada más ni nada menos que Willy Wonka (y conocer a los Oompa Loompa).

Cuento corto, Charlie, el niño pobre, encontró el último boleto premiado, en su familia estaban felices por él, pero el niño era tan bueno, pero tan, tan, taaaaan bueno, que dijo...

"No iré a la fábrica. Me ofrecieron 500 dólares por el boleto y apuesto a que pagarán más. Nos servirá más el dinero que el chocolate".

Y aquí vino la frase que me voló la cabeza...

Uno de los abuelos llamó a Charlie y le dijo:

"Afuera hay mucho dinero, e imprimen más a diario, pero solo hay 5 boletos premiados en el mundo, y esos son los únicos que habrá. Solo un bobo cambiaría esto por algo tan común como el dinero... ¿Acaso eres bobo? " 
 
"No señor" dijo Charlie.
 
Abuelo: "Entonces limpia tus pantalones, la fábrica te espera!!"
 
Te hago una pregunta...
 

¿Cuántas veces has cambiado algo muy valioso por algo tan común como el dinero?

Continúa leyendo...

 

Este aprendizaje me ha permitido tomar mejores decisiones (a mi juicio) y ayudar a otros a tomarlas.

Por ejemplo, hace algunos años una persona muy querida para mi me contó que estaba triste porque su familia iría a unas vacaciones y ella no podría ir... adivina ¿Por qué? Porque tenía que trabajar... y trabajar por qué? Por dinero. No estaba en una buena situación y ese dinero le ayudaría a mejorar un poco las cosas. 

Estaba cambiando su boleto dorado por algo demasiado común.  

Cuando le conté mi aprendizaje con la película su cara se iluminó y decidió ir a las vacaciones con su familia. Al regresar me comentó que no sabía cuándo se reunirían nuevamente así que fue una muy buena decisión. El dinero lo recuperó después y aunque tuvo algunos desafíos financieros, no fue nada que no pudiera manejar.

 

¿Por qué trabajas? ¿Solo por dinero?

 

Otro caso típico es el dedicar tu vida completa a trabajar solo por dinero. El sueldo por sí mismo, es un factor higiénico o extrínseco, es decir, tan básico en la vida de las personas que solo evita la insatisfacción de un empleado. No es un fin en sí mismo! Es un medio para fines mayores, como autorealización por ejemplo.

Lo curioso es que muchas personas trabajan solo por dinero, y lo peor, gran parte de ellas gastan su vida por ese dinero.

Están cambiando su boleto dorado por algo higiénico y común.  

Con esto no digo que tengamos que gastar el dinero que no tenemos, o que haya que actuar de manera irresponsable detrás de cada experiencia única en vez de trabajar y cumplir nuestras obligaciones.

Digo que muchas personas postergan sus sueños, lo que realmente quieren hacer,  lo que les llenaría el corazón y los haría sentir plenos por algo tan común como el dinero. Eso es APEGO al dinero, no es ser responsable.

Y se que no siempre es fácil decidir, pero finalmente de eso se trata la vida o no? de probar, corregir, aprender y experimentar. 

Hasta llegar a una palabra mágica que parece inalcanzable: Balance.

 

¿Cuál es tu boleto dorado? 

 

Espero te haya gustado este artículo, si es así compártelo y si asistes al próximo AbundanteMente aprenderás un sistema de administración del dinero en donde cada vez que digas ¿Qué hago con mi dinero? Puedas tomar las mejores decisiones, ya sea mucho o poco y así cuidar tu boleto dorado.

Un abrazo, Claudio. 

PD: No te olvides de compartir este artículo!

Mi Mejor Día del Amor

Mi Mejor Día del Amor

Hoy, en Chile y muchos otros países se celebra el día del amor y la amistad. En este día aflora el romanticismo en algunos, y en otros la tristeza por no tener un Tarzán o una Jane que les haga suspirar. Este es el caso de una amiga que me decía el otro día "Claudio, no me gusta el 14 de febrero, porque estoy sola". Ese día recordé lo que yo mismo había vivido y cómo este aspecto de mi vida también se relacionaba con las finanzas.

Así que le conté mi historia y la comparto con ustedes ahora también. Yo actualmente estoy muy enamorado, pero no siempre fue así. Algunos años atrás pasé largo tiempo más solo que Adán en el día de la madre. Me sentía solo e incompleto, triste, con baja autoestima y me pasaba el tiempo escuchando a la Yuri y Camilo Sesto (lo sé, no se ve muy sexy). ¡Adivina qué pasó entonces! ¡¡Comenzó a llegar gente a mi vida!! …¡y adivina qué tipo de personas!... eran solas e incompletas, tristes, con baja autoestima y que escuchaban a la Yuri y Camilo Sesto.

 

Primer aprendizaje: "Yo atraigo lo que soy"

 

Si quiero que lleguen personas a mi vida con ciertas cualidades, debo ser una persona con esas cualidades. Así que comencé un largo proceso de desarrollo personal, comencé a invertir en mi, en mi cabeza, en mi mentalidad y autoestima, decidido a convertirme en el tipo de persona con la que quería encontrarme... pero, ¿qué tipo de personas quería encontrar?

 

Segundo aprendizaje: "Las personas no consiguen lo que quieren porque no saben lo que quieren"

 

La vida te pagará el precio que le pidas, así que hice una lista con las cualidades de la persona que quería que llegara a mi vida. La describí en detalle, su altura, su aspecto, sus cualidades, sus hábitos. Incluso escribí cosas como "quiero que con tacos no sea más alta que yo" (porque si me conoces en persona, sabrás que no soy muy alto que digamos), "que no le guste beber alcohol o beba muy poco", "que no le guste trasnochar" porque yo ya estaba aburrido de salir hasta tarde en la noche, "que fuera muy hermosa (pedir es gratis así que aproveché), etc, etc, etc. Así que decidí esperar, soltando el resultado. Sin ponerme ansioso si es que no llegaba la persona adecuada.

 

Lo más hermoso fue que en el camino, aprendí a amarme. Me enamoré de mi, y decidí pasar algunas fechas clave completamente solo; como un año nuevo, por ejemplo. No porque estuviera haciendo un sacrificio, sino porque entendí que yo soy mi persona favorita, entendiendo de a poco que nada me garantizaba encontrar a esa persona de la lista. Así que disfrutaría el camino y sería absolutamente feliz conmigo mismo, fuera que llegara o no llegara.

 

Tercer aprendizaje: "Aprende a amar lo que tienes mientras consigues lo que quieres".

 

Hoy tengo el privilegio de tener una compañera maravillosa, que con tacos no es más alta que yo, que no le gusta trasnochar ni beber, que es muy hermosa y cumple con todos los deseos de mi lista. Además la admiro mucho, y aunque no es perfecta, es perfecta para mi. De hecho, vivió un proceso similar al mío y estamos muy alineados en nuestro propósito de vida.

Y aunque sigo escuchando a la Yuri, Camilo Sesto y otros cantantes de música para planchar, hoy mis días del amor son geniales, porque lo paso con mi persona favorita: conmigo.

Aun cuando esta es mi bella y real historia de amor, su aprendizaje se aplica a las finanzas perfectamente pues en esencia, todo lo que deseamos nos llega del mismo modo:

 

1.- Yo atraigo lo que soy.

 

Si deseo ser una persona próspera, debo desarrollar la mentalidad de una persona próspera. Al caminar, camino seguro, erguido. Al hablar, hablo claro y expongo bien mis ideas. En mi mente me veo satisfecho, con todas mis necesidades cubiertas. Me miro al espejo y veo un hombre pleno, seguro de sí mismo, capaz de lograr todo lo que se propone. Me digo palabras de afirmación. Miro mi refrigerador lleno, me veo compartiendo con otros la abundancia. En fin, creo una programación tan firme que no tengo duda de quien soy, y ¡adivina que! Ese tipo de personas se acercan a mi.

 

2.- Las personas no consiguen lo que quieren porque no saben lo que quieren.

 

En mi historia de amor yo no sabía lo que quería así que no sabía si estaba frente al amor de mi vida o simplemente a una chica linda. Cuando sabemos y podemos definir exactamente el monto que deseamos para vivir, el camino se comienza a hacer más claro. En nuestro seminario de dos días Abundantemente, trabajamos en forma extensa este tema y las personas nos comentan con mucha alegría los excelentes resultados que obtienen al enfocar su atención a lo que desean pudiendo incluso sobrepasar sus expectativas.

 

3.- Aprende a amar lo que tienes mientras consigues lo que quieres.

 

Uno de mis mentores en el tema de negocios y abundancia, T Harv Eker, dice “¡Tus ingresos pueden crecer únicamente hasta donde crezcas tú!”. Así que mientras estás en este proceso de crecimiento, ama lo que tienes: a ti mismo/a. Si tienes un auto viejo y deseas uno nuevo, primero agradece el que tienes! Sé que no es muy fácil cuando hemos vivido años “metiendo la pata” con malas decisiones financieras pero "Chucky" (como le llamamos a la mente en Abundantemente), ese muñeco diabólico que nos habla a cada momento y jamás se calla, te enjuicia, juzga y castiga a cada momento, porque te quiere mantener seguro. No sabe que en ti está todo el poder que te llevará a salir de esa situación y vivir una vida extraordinaria.

 

Si estas solo el día de hoy, mi consejo es: ámate a ti mism@ y sinceramente creo que hay personas mejor capacitadas para ayudarte con eso. Si deseas cambiar tu mentalidad de escasez que no te permite surgir y quieres realmente sacarte ese chip que te lleva a tener los mismos resultados siempre, revisa el siguiente link donde podrás tener más detalles sobre nuestro seminario.

Conocer AbundanteMente AQUÍ

¡Te invito a pasar el mejor día del amor de tu vida!

Con amor, Claudio Olmedo.

PD: Ahhhh, compártelo si te gustó?

Mi Mejor Día del Amor

Mi Mejor Día del Amor

Hoy en Chile y muchos otros países se celebra el día del amor y la amistad. En este día aflora el romanticismo en algunos, y en otros la tristeza por no tener un Tarzán o una Jane que le haga suspirar. Este es el caso de una amiga que me decía el otro día "Claudio, no me gusta el 14 de febrero, porque estoy sola"

Y le conté mi historia. Yo actualmente estoy muy enamorado, pero no siempre fue así. Pasé largo tiempo más solo que Adán en el día de la madre, me sentía solo e incompleto, triste, con baja autoestima y me la pasaba escuchando a la Yuri y Camilo Sesto (lo sé, no se ve muy sexy).
Y adivina qué pasó entonces! Comenzó a llegar gente a mi vida!!!! y adivina qué tipo de personas... solas e incompletas, tristes, con baja autoestima y que escuchaban a la Yuri y Camilo Sesto.

 

Primer aprendizaje: "Yo atraigo lo que soy"

Si quiero que lleguen personas a mi vida con ciertas cualidades, debo ser una persona con esas cualidades.

Así que comencé un largo proceso de desarrollo personal, comencé a invertir en mi, en mi cabeza, en mi mentalidad y autoestima, decidido a convertirme en el tipo de persona con la que quería encontrarme... pero, ¿qué tipo de personas quería encontrar?

 

Segundo aprendizaje: "Las personas no consiguen lo que quieren porque no saben lo que quieren".

La vida te pagará el precio que le pidas, así que hice una lista con las cualidades de la persona que quería que llegara a mi vida. La describí en detalle, su altura, su aspecto, sus cualidades, sus hábitos, puse cosas como "quiero que con tacos no sea más alta que yo" (porque si me conoces en persona sabrás que no soy muy alto que digamos), "que no le guste beber alcohol o beba muy poco", "que no le guste trasnochar" porque yo ya estaba aburrido de salir hasta tarde en la noche, "que fuera muy hermosa (pedir es gratis así que aproveché), etc, etc, etc.

 

A propósito, ya aprovechaste el prelanzamiento del Curso Online "Dinero y Pareja" de Sandra? Toda la información está Aquí

 

Y decidí esperar, soltando el resultado. Sin ponerme ansioso si es que no llegaba la persona adecuada, y en el camino, aprendí a amarme. Me enamoré de mi, y decidí pasar algunas fechas clave completamente solo, como un año nuevo por ejemplo. No porque estuviera haciendo un sacrificio, sino porque entendí que yo soy mi persona favorita, entendiendo de a poco que nada me garantizaba encontrar a esa persona de la lista. Así que disfrutaría el camino y sería absolutamente feliz conmigo mismo, fuera que llegara o no llegara.

 

Tercer aprendizaje: "Aprende a amar lo que tienes mientras consigues lo que quieres".

Hoy tengo el privilegio de tener una compañera maravillosa, que con tacos no es más alta que yo, que no le gusta trasnochar ni beber, que es muy hermosa y cumple con todos los deseos de mi lista. Además la admiro mucho, y aunque no es perfecta, es perfecta para mi. De hecho, vivió un proceso similar al mío y estamos muy alineados en nuestro propósito de vida.

Y aunque sigo escuchando a la Yuri, Camilo Sesto y otros cantantes de música para planchar, hoy mis días del amor son geniales, porque lo paso con mi persona favorita, conmigo.

¡Te invito a pasar el mejor día del amor de tu vida!

Con amor, Claudio Olmedo.

A propósito, si a tienes pareja o deseas tener una, necesitas hablar de dinero. Te invito a ver un video de Sandra Castiblanco en donde nos habla sobre el tema AQUÍ 

PD: Ahhhhh si te gustó, compártelo?