7 maneras de liberarte de tu zona de confort

7 maneras de liberarte de tu zona de confort

Libérate de tu Zona Cómoda

La zona de confort puede parecer segura y familiar y, como resultado, puede ser fácil quedarse atascado allí. Sin embargo, cuando quieres hacer cambios en tu vida, llega un momento en el que tendrás que ser lo suficientemente valiente como para salir de la zona de confort y entrar en tu zona de estiramiento donde puedes crecer. A continuación te comparto 7 maneras de liberarte de tu zona de confort: 1. Enfrenta tus miedos con pequeños pasos Lo que nos mantiene en nuestra zona de confort puede ser un temor que nos impide avanzar y la idea de enfrentar nuestros miedos puede ser inicialmente abrumadora. Tomar pequeños pasos puede ayudarte a reunir el coraje suficiente para acercarte a lo que deseas lograr, por ejemplo, puedes sentirse tímido o ansioso cuando se trata de hacer nuevos amigos. Para superar esto, puedes comenzar con un pequeño paso saludando a los extraños que conoces durante tu día o comenzar a comunicarte con más personas en redes sociales. Cuando conviertas tu miedo en pasos de acción más pequeños, naturalmente comenzarás a sentirte más seguro. 2. Intenta algo nuevo Una forma excelente de ingresar a tu zona de estiramiento es probar algo nuevo; esto podría ser desde probar una nueva clase de ejercicios hasta probar una nueva comida. Cuando eres lo suficientemente valiente como para intentar algo diferente que puede estar fuera de tu rutina, te ayuda a desarrollar tu coraje y ser más aventurero con tus elecciones. 3. Conoce nuevas personas Hoy en día, es más fácil que nunca conocer nuevas personas con intereses similares en sitios web,, reuniones o eventos que se publicitan en las redes sociales. Exponerte a diferentes entornos con nuevas personas te ayuda a aprender de otros que pueden tener experiencias, opiniones e intereses diferentes a los suyos. 4. Apóyate con un amigo(a) A veces, puede ser más fácil probar algo nuevo cuando tenemos nuestra manta de comodidad emocional en la forma de un amigo a nuestro lado. Podría ser cualquier cosa, desde asistir a una clase de baile hasta probar el buceo. Si te sientes realmente nervioso por dar un salto, siempre puedes invitar a un amigo para que te brinde apoyo moral. 5. Investiga A veces, podemos permitir que nuestros miedos parezcan más aterradores que la realidad y nos convencemos de no hacer algo como resultado. ¿Y si las cosas no fueran tan desafiantes como te imaginas? Investigando un poco y obteniendo información de otros, que ya han hecho lo que deseas, pueden ayudarte a sentirte más seguro al tomar medidas, y puedes obtener algunos consejos valiosos que podrían eliminar tus preocupaciones por completo. 6. Recuerda también lo bueno En ocasiones, puede ser que recordemos experiencias negativas y esto puede borrar cualquiera de nuestros recuerdos o logros positivos. Tomarse el tiempo para reflexionar sobre las experiencias divertidas que has tenido cuando has salido de tu zona de confort, a pesar de lo que te dijeron tus pensamientos o sentimientos, es una excelente manera de contrarrestar tus temores; tal vez fue cuando decidiste ir de vacaciones a un nuevo destino o probaste una nueva actividad. Cuando recuerdas los recuerdos positivos de las veces que saliste y te arriesgaste, es posible que te resulte más fácil sentirte cómodo haciendo algo nuevo. 7. Automotívate Además de recordar experiencias positivas, hay otras cosas que puedes hacer para cambiar tu estado a uno más motivado. Tú podrías:
  • Utiliza la música: crea una lista de reproducción estimulante y motivadora (yo he usado hasta Camilo Sesto jejeje... me trae lindos recuerdos de mi infancia).
  • Imagina: Visualiza qué tan bueno resultará todo y qué tan emocionado te sentirás al hacerlo.
  • Vestimenta: Usa algo que te haga sentir más seguro, podría ser un cierto color o una joya que te ayude a sentirte bien.
  • Afirmaciones: Repite afirmaciones positivas que te ayuden a mantener una actitud alentadora y recondicionar tu mente (si asististe a AbundanteMente tienes algunas poderosas).
  Prueba algunas de estas técnicas y ve a dónde te lleva tu zona de estiramiento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *